Corte de Apelaciones de Santiago respalda proceder de la Dirección General de Aguas en el Río Copiapó

0
82

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

• Pronunciamiento de la entidad rechazó el recurso de reclamación interpuesto por la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus afluentes, por lo que se mantiene la instrucción del cumplimiento de las medidas dictadas por el servicio MOP.

La Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, luego de una denuncia realizada por la Comunidad de Aguas Subterráneas Copiapó – Piedra Colgada, Piedra Colgada – Desembocadura por faltas graves cometidas en la distribución de las aguas, dictó una multa en contra de la Junta de Vigilancia del río Copiapó, así como también determinó la instrucción de ejecutar una serie medidas que permitiera realizar una justa repartición de las aguas a los usuarios de los sectores de Tierra Amarilla y Copiapó.

El Director Regional de Aguas, Rodrigo Sáez, valoró el pronunciamiento realizado por la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, ya que respalda el actuar de la DGA para avanzar hacia la seguridad hídrica, ya que “el conflicto hídrico entre la Comunidad de Aguas Subterráneas y la Junta de Vigilancia del río Copiapó y sus afluentes, es de larga data y por ello, es importante recalcar que las resoluciones que emitimos, son producto de un trabajo serio que hemos realizado durante este período y que apunta a tener una gestión equitativa de las aguas en el río Copiapó, tal como lo señala el Código de Aguas”.

En definitiva, en octubre de 2022, la DGA ordenó a la Junta de Vigilancia del Río Copiapó adoptar once medidas correctivas, de las cuales cumplieron completamente cuatro y otras tres, sólo las ejecutaron de manera parcial. Por lo tanto, restaron 4 medias sin cumplir, dentro de las cuales se les ordenó que presentaran una actualización del modelo de distribución de aguas utilizado.

El argumento entregado por la Corte de Apelaciones de Santiago señala que “El contenido de las resoluciones recurridas se encuentra ajustada a derecho, habiéndose respetado todas y cada una de las normas que rigen este procedimiento administrativo, siendo además precedidas en dos informes técnicos evacuados por los órganos de la administración, los que revisaron todos los aspectos sostenidos”. De esta manera, se mantiene la determinación del Servicio para exigir el cumplimiento de las medidas a la Junta de Vigilancia del río Copiapó y sus afluentes.
Cabe señalar, que el incumplimiento de las medidas determinadas por la DGA, y ahora respaldadas también por la Corte de Apelaciones de Santiago, fue el fundamento para solicitar la intervención de la Junta por parte de la DGA, cuestión que se encuentra en suspensión por parte del 3° Juzgado de Letras, debido a la apelación presentada por la misma Junta el pasado 11 de noviembre. Al respecto, cabe recordar que la solicitud realizada por la autoridad del agua, señala que busca terminar con las discrecionalidades por parte de la Junta y que afectan a los usuarios de la parte baja de la cuenca del río Copiapó y que, en caso de instruirse, podría tener una duración de 90 días prorrogable.

Asimismo, y dando cuenta de la situación de escasez hídrica que afecta a la región, el Director señaló que “se encuentra en revisión por parte de la Contraloría General de la República la declaración de zona de escasez hídrica para la región de Atacama, instrumento que entrega mejores herramientas para hacer frente al déficit hídrico, como exigir a las Juntas de Vigilancia la presentación de un acuerdo de distribución de aguas y si éstas no cumplen, la DGA podrá ordenar medidas de redistribución”.

Considerando que una de las facultades de la DGA es realizar la policía y vigilancia de las aguas, el servicio mantendrá su despliegue en terreno, fiscalizando y monitoreando las fuentes naturales con el objeto de velar por el derecho humano al agua, saneamiento y la función ecosistémica y productiva que tienen las aguas.