SERNAC REALIZÓ ESTUDIO SOBRE EL MERCADO DE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS Y VAPEADORES EN CHILE

0
136

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

• Este estudio tuvo por objeto realizar un diagnóstico detallado sobre los cigarrillos electrónicos y vapeadores en nuestro país, evaluando sus riesgos y estándares de calidad, además de verificar el cumplimiento de requisitos normativos.

• Tras esta extensa investigación, se pudo corroborar que existen graves problemas de rotulación en este tipo de productos.

• Sólo en la Unión Europea existen 152 alertas de seguridad por diversos problemas de seguridad relacionados a ellos.

• Durante los últimos años, el SERNAC ha recibido alrededor de 170 reclamos por productos de vapeo.

• Además, en una encuesta realizada, los consumidores indicaron que utilizan estos productos como una alternativa para dejar de fumar cigarrillos tradicionales, y más de la mitad reconoce no estar al tanto de los incidentes relacionados con vapeadores.

• El SERNAC compartirá este estudio con el MINSAL y el Instituto de Salud Pública.

El SERNAC realizó un estudio sobre el mercado de los cigarrillos electrónicos y vapeadores en el país, a fin de disponer de un diagnóstico detallado de dicho mercado, evaluando los riesgos y estándares de calidad de dichos productos, como también la verificación del cumplimiento de aspectos normativos aplicables tales como rotulación, descriptores, presencia de nicotina y otros requisitos.

El director nacional del SERNAC, Andrés Herrera, explicó que, si bien los cigarrillos electrónicos y vapeadores están regulados por una normativa sectorial de salud, la Ley del Consumidor (LPC) consagra una serie de requisitos que resultan del todo aplicables a los proveedores de este tipo de productos, tales como deberes en materia de información y publicidad y obligaciones relativas a garantizar la seguridad en el consumo, la protección a la salud y el deber de evitar riesgos que pueden afectarles a los consumidores.

En este contexto, Herrera indicó que es muy importante no sólo que las empresas cumplan estrictamente con la regulación aplicable, sino que los consumidores se informen adecuadamente sobre los riesgos que supone el uso de estos productos.

En relación con ello, investigaciones internacionales han concluido que, dentro de los riesgos asociados al uso de estos productos, está la presencia de algunas sustancias tóxicas, tales como plomo, cromo y níquel, entre otras.

Otros riesgos a tener en cuenta son los relacionados con los envases defectuosos, y los líquidos adulterados o manipulados. Cabe destacar que existen casos en que cigarrillos electrónicos con baterías defectuosas han provocado incendios y explosiones, algunos de los cuales han causado lesiones graves a los usuarios.

Por su parte, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) detectó recientemente dos nuevos efectos nocivos: el primero afecta a la microbiota oral, haciéndola vulnerable frente a infecciones y provocando la aparición de caries y periodontitis (infección a las encías), llegando incluso a ocasionar la caída de piezas dentales.

El segundo efecto advertido es un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, representadas por un aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial, problemas vasculares y un posible aumento del riesgo de coágulos sanguíneos, demostrándose que los consumidores de estos productos con nicotina tienen dos veces más riesgo de infarto agudo al miocardio.

Normativa en Chile
En Chile, este tipo de artículos están regulados por la Resolución Exenta N° 2994, de 2010, del Ministerio de Salud, que establece que el régimen de control aplicable a los cigarrillos electrónicos, sus respectivos cartridges, componentes y cualquier otro dispositivo que sea formulado sobre la base del principio activo nicotina, es el que corresponde a los productos farmacéuticos, por lo que deben someterse a la regulación propia de éstos.

Es decir, en caso de contener nicotina, se clasifican como medicamentos, razón por la cual, para poder ser comercializados deberían contar con el respectivo Registro Sanitario del Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile.

Sin embargo, ningún cigarrillo electrónico u otro dispositivo similar formulado sobre la base de nicotina, cuenta actualmente con dicho registro sanitario, pues para ello deberían demostrar calidad, seguridad y eficacia clínica, lo que no ha ocurrido. En conclusión, los dispositivos que se comercializan en el mercado, y que contienen nicotina, corresponderían a productos que no cuentan con registro sanitario, encontrándose su comercialización, por tanto, al margen de la ley.

De hecho, entre los años 2013 y 2021, el ISP analizó 166 muestras de soluciones de cigarrillos electrónicos, de las cuales el 61% contenía nicotina. Durante el año 2022, se analizaron 29 muestras, de las cuales más de la mitad (55%) contenía nicotina, mientras que un 63% no la declaraba en su rotulado.

Además, el ISP detectó la presencia de etanol, impurezas sobre el límite permitido, saborizantes y aromatizantes no autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), agencia del Gobierno de los Estados Unidos.

Metodología y alcances
Este estudio realizado por SERNAC consideró una investigación exploratoria y de diagnóstico, de carácter descriptivo y cuantitativo, respecto del mercado de productos de vapeo, el cual incluyó un sondeo web, encuesta de percepción por parte de personas consumidoras, sondeo en terreno y análisis de etiquetado, entre otros aspectos.

PRINCIPALES CONCLUSIONES

Análisis de venta en sitios web y presencial
El SERNAC realizó un análisis de los sitios web que comercializan vaporizadores y cigarrillos electrónicos, junto con revisar los hallazgos detectados en diferentes locales en la Región Metropolitana.

En el caso de los sitios web, se consideró un total de 558 cigarrillos electrónicos o vaporizadores, comercializados por 16 empresas, correspondiente a 56 marcas de productos.

En el caso del sondeo presencial, se consideró una muestra de 16 empresas comercializadoras/distribuidoras, correspondientes a 14 marcas de productos y 80 modelos.

Al analizar los antecedentes recopilados, se pudieron establecer una serie de hallazgos y brechas, siendo los más relevantes los siguientes:

• Existen importantes disparidades en la información del etiquetado entre las diferentes marcas evaluadas.
• Todos los productos analizados carecen de registro sanitario, incluyendo aquellos que declaran abiertamente contener nicotina.
• Ninguna de las marcas cumple con el requisito de informar el “registro sanitario” y sólo un 21% con la obligación de “recomendación para mantener el producto fuera del alcance de los niños”.
• Sólo algunas marcas proporcionan información sobre contraindicaciones e instrucciones de almacenamiento.
Alertas de seguridad
Se analizaron las alertas de seguridad o recalls relativos a nivel internacional, a fin de corroborar si existen en el mercado chileno productos asociados a retiro en otras partes del mundo.

Tras el análisis, se detectaron 152 alertas relacionadas a artículos de vapeo sólo en países de la Unión Europea, entre los años 2015 al 2023. No obstante, sólo durante el año 2022, hubo un peak de 62 alertas de recalls.

Entre los productos más relevantes destacan:

• Cigarrillos electrónicos desechables (92 alertas).
• Líquidos para cigarrillos electrónicos (49 alertas).
• Cargadores (3 alertas).
• Kit de inicio (3 alertas)
• Cigarrillos electrónicos recargables (2 alertas)
• Fuente de alimentación para cigarrillos electrónicos (2 alertas)
• Batería para cigarrillo electrónico (1 alerta).
Al analizar el total de productos con alertas de seguridad, se pudo corroborar en Chile la venta del cigarrillo electrónico desechable, de nombre/marca “Elfbar, BC5000 Disposable Pod”, el cual presenta una concentración de nicotina mayor a la declarada, por lo cual el SERNAC procederá a investigarlo en mayor profundidad.

Hay que tomar en cuenta que en nuestro país no existe una norma, resolución específica o protocolo de análisis y ensayos para certificar los cargadores y/o baterías de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo.

De hecho, si la normativa de la Unión Europea se aplicara en Chile, varios productos de vapeo estarían sujetos a retiro por parte de las autoridades, ya que no cumplen con la información requerida, sin considerar los posibles requisitos físico-mecánicos, y/o químicos que pudieran aplicarles.

¿Qué reclaman los consumidores?
Al revisar los reclamos recibidos por el SERNAC desde enero de 2018 y hasta enero de este 2023, se contabilizan 171 casos asociados a productos de vapeo.

Al analizar el volumen de reclamo por empresas, sin participación de mercado, destacan:

• Vaporizadores Chile (11,7%)
• Santivape (8,8%)
• Quema Smokeshop (8.2%)
• Zigzaboo (7,6%).
• Tigo Vape (6,4%).
• Freesmoke (5,8%)
• Chile Vapo (2,9%);
• Vapea Chile (2,3%
Los consumidores reclaman principalmente por problemas contractuales (62%), por ejemplo, retardo en la entrega de lo comprado (17%).

En segundo lugar, los reclamos están asociados a dificultades para ejercer el derecho a la garantía legal (31,6%), esto es, por ejemplo, cuando la empresa niega devolver el dinero cuando el producto viene defectuoso.

En tercer lugar, los reclamos apuntan a la seguridad en el consumo (2,4%), esto es, daños provocados por el uso, como, por ejemplo, irritaciones, cortes y quemaduras.

Encuesta de percepción
Para conocer de primera fuente la opinión de las personas que consumen estos productos, el SERNAC elaboró una encuesta ciudadana, que estuvo disponible para ser respondida entre el pasado 23 de mayo y el 6 de junio del 2023, y de la cual se recibieron 313 respuestas.

Al analizar las respuestas de los consumidores, se pueden concluir que:

• Los consumidores/as utilizan productos de vapeo como una alternativa para dejar de fumar cigarrillos tradicionales.
• Los consumidores/as consideran varios factores al elegir un vapeador, entre ellos, el precio, el tipo de vapeador, las características relacionadas con el tamaño y portabilidad, la marca y reputación, así como los aspectos técnicos que afectan el rendimiento del dispositivo.
• El uso que los consumidores/as les dan a sus dispositivos es frecuente o habitual, pero también existen personas que los emplean de manera más ocasional.
• La gran mayoría de las personas encuestadas (89%) utiliza cigarrillos electrónicos
• recargables con baterías y líquidos reemplazables, lo que les brinda mayor flexibilidad y personalización.
• Existe una percepción mayoritariamente positiva sobre la calidad de los cigarrillos electrónicos adquiridos, sin embargo, existe preocupación entre las personas respecto de la seguridad de estos productos.
• Por lo general, existe conciencia sobre los componentes de los líquidos de vapeo utilizados por los consumidores. No obstante, un porcentaje significativo carece de este conocimiento (9%), y una minoría no considera relevante la información sobre los componentes de los líquidos de vapeo que utilizan (1%).
• La mayoría de las personas encuestadas indica no haber experimentado problemas de salud asociados al uso de cigarrillos electrónicos, pero una minoría sí ha experimentado efectos secundarios.
• La mayoría de las personas encuestadas se muestran a favor de una mayor regulación relacionada con los cigarrillos electrónicos y vapeadores. Esta opinión se basa en la necesidad de obtener más información sobre los efectos a largo plazo del uso de estos dispositivos en la salud, garantizando seguridad y calidad en los productos.
Acciones
Ante los hallazgos detectados durante la investigación, el SERNAC requerirá información a aquellas empresas y proveedores que han presentado mayores brechas, instándolas, luego, a dar pleno cumplimiento a las exigencias correspondientes.

Además, el presente estudio será puesto en conocimiento del Ministerio de Salud y del Instituto de Salud Pública, para que, en base a sus respectivas competencias, lo analicen y evalúen adoptar las acciones que consideren oportunas para ir en defensa de los derechos de los consumidores en este mercado.

Para conocer más antecedentes de esta radiografía, visite www.sernac.cl