Jóvenes fortalecen sus conocimientos a través de capacitaciones que INDAP desarrolla en Atacama.

0
16

HVA RADIO 96.3 FM
Un grupo de jóvenes rurales de Atacama se están activando en capacitaciones, asesorías e inversiones gracias al apoyo que INDAP está realizando con ellos como una forma darles más herramientas para emprender y que los jóvenes puedan seguir en el campo haciendo agricultura y alimentando a muchos hogares.
Es así como fines de diciembre 15 jóvenes emprendedores recibieron su certificación en cursos de Agroecología y Comercialización Digital que les permitirá complementar, fortalecer o reforzar sus ideas de negocios para que puedan seguir escalando sus ideas de negocios.
Huevos felices y abejas
De los 9 años los papás de Natalia Bruna decidieron ir a vivir en el campo y por eso para esta joven de 21 años la agricultura no es ajena “las cosas que hago en el campo y las labores que hago me llenan de satisfacción y me cambiaron la realidad totalmente, cuando chica les ayudaba a mis padres con las hortalizas y siempre tuve la idea de tener animales para complementar las labores del campo; pero uno cosa es ver y ayudar y otra es dedicarse casi por completo a ello y creo que uno debe combinar muchas horas de esfuerzo y dedicación con el cariño que uno siente por lo que hace”.
Yo combino la agricultura con mis estudios de ingeniería y cuando se dio la oportunidad de presentar mi propio proyecto a INDAP mis padres me apoyaron 100 por ciento y de esa forma comencé con la producción de gallinas felices y los huevos de campo”. Hoy sigue manteniendo la producción de huevos y vendiéndolos en su terreno junto a las hortalizas de que cosecha la familia.
Pero Natalia desde pequeña también se sintió atraída por las abejas y hoy a través de fondos concursables del convenio INDAP-Prodemu integra un grupo de apicultoras en Copiapó. “Entré a la apicultura más más apara aprender que para producir, pero ciertamente la coordinadora nos motivó mucho para lograr hacer subproductos de la cera de abejas lo que para mí representó una forma distinta dedicarse a actividades más tradicionales como sacar miel, por ejemplo, y eso me sigue motivando a trabajar con las abejas”.

Para Natalia el factor que la llevó a dedicarse a las gallinas, huevos y abejas fue asistir a talleres sobre cómo producir subproductos de cera de abejas, de comercialización y otros que se han dado en estos años. “Nos hemos encontrado con buenos profesores a través de INDAP y de Prodemu que nos han motivado durante todo este tiempo desde que comenzamos. En el caso de las abejas tuvimos una muy buena profesora que nos ha insistido de que como grupo debemos seguir escalando para generar ingresos en nuestras familias innovando en nuevos productos derivados de la cera de abejas”.
Productora de semillas de Jojoba
Así como Natalia, Fabiana Aguilar de 25 años quien vive en el sector de Agua Salada en Freirina comenzó a interesarse más por la a agricultura en especial por la producción de Jojoba desde hace 3 años a la fecha. En 2020 obtuvo la primera cosecha de semillas de esta planta. “En mi casa siempre estuvimos ligados a la agricultura ya que tuvimos siempre árboles frutales y hierbas medicinales. En la familia todos siempre hemos trabajado las hierbas medicinales como una forma de tratar enfermedades o complicaciones del estómago, así que en ese sentido siempre me interesó buscar algún tipo de cultivo que además pudiera ayudar a mejorar el organismo”, comenta.
Esta joven- que también se tituló de paramédico- actualmente cultiva plantas de Jojoba en 250 metros cuadrados y en un futuro poder comercializar y formalizar la producción de aceite de jojoba y nos comenta como surgió su emprendimiento. “Tenía mucha irritación de piel e investigando productos que ayudaran a mejorarla encontré la jojoba; además supe que se adaptaba muy bien a las condiciones del terreno porque no requiere mucha agua. Me capacité en cómo producir y en las bondades que tienen los subproductos de esta planta y decidí arrendar una parte de terreno para tener mi propia producción de semillas”.

Fabiana agrega que la agricultura es una actividad que pueda dar sustento como emprendimiento, “desde que comencé a trabajar en jojoba y tras el apoyo que me brindó INDAP al comienzo, me di cuenta que la agricultura si puede dar sustento si uno se lo propone y es ordenado en el tiempo en el caso de la jojoba porque es un producto muy cotizado y de alto valor en el mercado de los cosméticos. Si bien es cierto que son inversiones a largo plazo, está dentro de mi planificación que a través de los años las plantas de Jojoba me generen un ingreso junto a otras actividades que pueda realizar”, señala
“En cualquier actividad que uno haga hay que saber tener paciencia y disfrutar el proceso de crecimiento de cosecha y otros tantos momentos porque la agricultura es así, requiere paciencia. Espero poder tener una plantación de dos hectáreas y en eso me está apoyando mucho mi familia, como objetivo es aumentar la producción se semillas de Jojoba y en un futuro mediano poder también exportar, porque como reitero tiene un alto valor en el mercado y las propiedades del aceite son muchas y muy buscadas por la gente”, agrega Fabiana.
Sobre las capacitaciones recibidas esta joven apunta que “todo hoy en día va muy rápido, los contenidos, las informaciones y por ello uno debe estar constantemente yendo a las plataformas para dar a conocer sus productos a la gente. Creo que estas capacitaciones me ayudaron mucho a entender y practicar este trabajo de ponerte en contacto con los consumidores porque se pierde muy fácilmente el atractivo en un producto y una publicación pierde su fuerza al otro día, por lo tanto uno debe estar dedicándole algunas horas del día a comunicar lo que hace o vende”.
Planificación
Las capacitaciones realizadas a estos jóvenes rurales fueron parte del plan de trabajo que INDAP recogió de parte de ellos en 2020 en la mesa regional de jóvenes rurales y la modalidad impartida de capacitación usada por la contingencia sanitaria fue vía e-Learning abarcando en una primera fase relacionados con la comercialización y marketing orientado a herramientas Online y al e-comerce, en donde se trataron temas de publicidad y promoción, planificación estratégica y uso de herramientas de “social media” usadas en internet para el comercio de productos de emprendimientos en el campo. A su vez se realizaron ejercicios para el uso y creación de redes sociales, google Ads, páginas web y administradores estadísticos de estos. En tanto, la siguiente fase correspondió a un taller sobre principios de Agroecología donde los alumnos ahondaron en el manejo básico de suelos y el recurso hídrico aplicando principios agroecológicos.