Con apoyo de PRODEMU e INDAP Floricultoras vendieron más de 2.000 liliums durante la pandemia

0
173

Hva Radio 96.3 Fm “La señal sin Limite”

La agrupación busca consolidar su emprendimiento y ampliar sus horizontes de cobertura.

La directora regional de PRODEMU, Johanna Fernández Rodríguez, constató en terreno el trabajo que ha realizado la agrupación “Lilium de Esperanza” de la localidad Piedra Colgada, de Copiapó y valoró el esfuerzo de sus integrantes, quienes a pesar de la pandemia han logrado vender más de 2.000 liliums a la fecha.

Esta agrupación de floricultoras esta compuesta por cinco integrantes y comenzó a recibir apoyo a fines del año 2019, a través del programa “Mujeres Rurales” (convenio de colaboración entre PRODEMU e INDAP).

Tras conocer la realidad y el trabajo de la agrupación en terreno, la directora regional de PRODEMU, Johanna Fernández Rodríguez, afirmó que “las mujeres de Atacama son trabajadoras, esforzadas, responsables, creativas y admirables, pero no siempre tienen la oportunidad de recibir apoyo. En este marco, nuestra Primera Dama Cecilia Morel y nuestra directora nacional Paola Diez, nos han mandatado apoyar a la mayor cantidad de atacameñas posibles con nuestra oferta de PRODEMU y también a través de nuestros convenios de colaboración. Es el caso de las integrantes de la agrupación ‘Lilium de Esperanza’ que ha pesar de la pandemia y con todos los resguardos sanitarios respectivos, lograron producir y vender centenares de liliums el año pasado”.

“Yo quiero felicitarlas porque están desarrollando con éxito el programa ‘Mujeres Rurales’, cuya duración, por cierto, consta de tres años. El primero ya lo ejecutaron de manera eficiente, el segundo lo están desarrollando y ya proyectan su tercer año con mucha fuerza. Me han contado que prontamente trabajarán con claveles, por lo tanto, el llamado es a toda la comunidad de Atacama, particularmente de Tierra Amarilla, Copiapó y Caldera a preferir el emprendimiento local, valorar nuestro sentido de identidad cultural y contactar a estas increíbles mujeres que ofrecen productos de calidad, hermosos y que marcan la diferencia”, agregó Rodríguez Fernández.

Por su parte, Sylvia Tamblay, representante de la agrupación Lilium de Esperanza (Piedra Colgada – Copiapó) argumentó que “este grupo se formó con el financiamiento de PRODEMU e INDAP con un tremendo apoyo en capacitación en diferentes áreas, tales como empoderamiento personal, gestión organizacional, emprendimiento y capacitación técnica. En esta última estamos trabajando actualmente, es decir, en la plantación y venta de liliums y claveles”.

“Para nosotras este fue un gran desafío, ya que en el lugar donde tenemos el sombreadero, no cuenta con acceso directo al agua. Nuestro cultivo es a base hídrica con sistema de goteo. Esto no ha sido un obstáculo porque nuestras ventas han sido buenas a pesar de la pandemia. A la fecha hemos vendido aproximadamente 2.000 liliums considerando que iniciamos este proyecto el año 2019. En diciembre plantamos claveles y esperamos venderlos prontamente. Este año queremos seguir trabajando y consolidarnos con nuestro emprendimiento con el objetivo de ampliar nuestros horizontes de cobertura”, concluyó Tamblay.