Alcalde Orellana molesto con nula respuesta a las inquietudes de vecinos por obras en la Ruta C-46

0
30

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin Limite”

• El edil señaló que los vecinos ya anunciaron acciones tendientes a paralizar los trabajos que se desarrollan en toda el área residencial.

Son varios los reclamos que han surgido por parte de la comunidad de Freirina ante las obras de la ciclovía que se construye en la ruta C-46. El proyecto que se emplaza entre el bypass de Freirina y el bypass de Huasco bajo ha generado reclamos frecuentes y ante la nula respuesta de la empresa la autoridad alzó la voz, “Hemos tenido varias reuniones con la mencionada empresa, ninguna solución, hace unos días se reiteró la preocupación al organismo encargado de fiscalizar la ejecución de esta obra, se invitó al director regional de Vialidad, pero la empresa mostrando un total desprecio a nuestra comunidad, no asistió” dijo el Alcalde Orellana.

Tanto en redes sociales como en otros espacios de medios de comunicación local, la comunidad ha manifestado su descontento, no por el progreso de la obra en sí, sino más bien por la falta de planificación de Vechiolla, la empresa a cargo de las obras.

De acuerdo a lo informado por el Alcalde Cesar Orellana “le hemos solicitado al Director Regional de Vialidad mejorar todos los temas planteados por los vecinos y vecinas, de lo contrario le hemos mencionado a la respectiva autoridad, que la comunidad de Freirina tomará otras acciones como por ejemplo paralizar las obras” sostuvo.

Orellana fue enfático en señalar que “Ya es suficiente la falta de respeto por parte de la empresa Vecchiola, quienes no han sido capaces de responder a las demandas, que por cierto son las mínimas en una obra de tal envergadura requiere. ¿Cómo es posible que los vecinos de Freirina paguen los efectos de una obra que beneficia a toda la Provincia?, si la empresa no cumple, mínimo le exigimos a las autoridades competentes que hagan bien su trabajo” argumentó.

Finalmente la autoridad hizo hincapié que esta obra no es menor, “son cerca de 12 mil quinientos millones de pesos que se le paga a la empresa, por lo que exigimos mínimas condiciones que al menos den garantías a los vecinos y a la comunidad en general. Vamos a seguir buscando soluciones porque nuestros vecinos no pueden esperar” senetenció Orellana.