Seremi de Agricultura y SAG fiscalizan venta de carnes por fiestas patrias

0
373

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

En el contexto de fiestas patrias autoridades del Ministerio de Agricultura en la región llegaron hasta una céntrica carnicería en Copiapó para verificar el cumplimiento de las normativas que regulan la venta de carne de vacuno, y que tienen el propósito de dar transparencia al mercado y permitir al consumidor conocer los productos que está comprando.

La actividad fue encabezada por el Seremi de Agricultura, Ricardo Zamora Hidalgo, en conjunto con la directora del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Mei Maggi Achu, y un equipo de fiscalizadores de este organismo.
0
En el local verificaron la exhibición al público de la categoría de las carnes de vacuno, las que se designan con las letras V – C – U – N – O, en orden decreciente de calidad. En tanto, revisaron que los cortes estén anunciados correctamente, los que se designan con una nomenclatura oficial (lomo vetado, posta rosada, asiento, etc.), que tiene el objetivo de evitar confusión o engaño al consumidor.

Ricardo Zamora destacó que la carne es parte importante de la dieta nacional, y a pesar del actual alza en su precio, su consumo se eleva en fechas como estas. “Es por eso que hoy nos encontramos en la fiscalización de un establecimiento de venta de carne, los que son regulados por la ley de Carnes 19.162, y estas fechas intensificamos las fiscalizaciones para que la ciudadanía esté segura y tranquila”, indicó.

Agregó que como Ministerio hacen un llamado a la ciudadanía a adquirir productos cárnicos en locales establecidos, los cuales están acreditados y certificados. “Queremos que la gente no compre productos en locales clandestinos”, apuntó.

En tanto, Mei Maggi, informó que los establecimientos comerciales que expenden carne de bovino (supermercados, cadenas de carnicería y carnicerías independientes) deben ofrecer carnes tipificadas y procedentes de mataderos autorizados, y cumplir con otros requisitos, tales como que la boleta de venta indique la categoría, el nombre del corte y el peso de la carne. Así mismo, la etiqueta de los cortes envasados, debe indicar el origen (país), establecimiento faenador, fecha de beneficio, la categoría y nombre del corte.

“El SAG fiscaliza la cadena productiva en todas sus etapas, desde los predios de animales hasta lugares de venta, pasando por frigoríficos y mataderos”, expresó, agregando que “nosotros como servicio exigimos a los lugares de venta que aseguren al consumidor que lo que está comprando sea efectivamente el producto ofrecido”.

Señaló así mismo que las principales causas por la cuales se cursan infracciones a nivel de los locales de expendio “son cuando se ofrece a la venta una categoría distinta a la adquirida, la falta de rótulos, y que no se diferencien las carnes importadas de las nacionales. También puede encontrarse que se esté vendiendo huachalomo en vez de lomo vetado, o punta paleta en vez de asiento, por ejemplo”.

Los infractores se exponen a sanciones que van desde el pago de una multa que oscila entre 1 y 100 UTM ($44.243 a $4.424.300 aproximadamente), dependiendo de la gravedad del incumplimiento detectado. En el caso de reincidencia en la falta, el SAG puede ordenar la clausura del local.