Envíos de pulpo diversifican la oferta exportable de Antofagasta con producto único en América Japón, España y Colombia son los principales mercados de destino.

0
434

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

Positivas noticias han circulado este mes en cuanto a la reactivación económica de la región de Antofagasta, reflejo del alza en sus exportaciones no cobre correspondiente al 8,6% respecto al periodo enero-septiembre 2020. Los envíos de pulpo marcan tendencia, con un crecimiento del 41,5% respecto al año pasado.

Si bien los sectores minería y manufacturas continúan liderando las exportaciones con productos como el molibdeno y el litio, existe una constante en la exportación de pulpos que se mantuvo durante el tercer trimestre 2021, según el informe elaborado por el Departamento de Inteligencia de Mercado de ProChile, con datos el Servicio Nacional de Aduanas.


“Existe una alta demanda del producto porque está cumpliendo requisitos y estándares internacionales que permiten aumentar su exportación”, explicó Marcia Rojas, Directora Regional de ProChile Antofagasta, agregando que “se alinea perfectamente a nuestros objetivos, fomentando la diversificación en la canasta exportadora regional”.

La ingesta de pulpo se ha masificado a nivel mundial gracias a la popularidad del sushi, los alimentos gourmet y el consumo de poke, entre otros, aumentando la demanda de este molusco. Tendencias globales como estas sustentan a la empresa Marejada, beneficiaria de ProChile en la región de Antofagasta.

José Fernández Muñoz es el administrador de Pesquera Marejada, una de las empresas exportadoras de pulpo congelado, instalada desde el 2004 en la región. En sus inicios el rubro fue productos del mar -sardinas y anchoas-, sin embargo, desde hace seis años no han interrumpido la exportación mensual de este cefalópodo.

“Nosotros producimos un producto único en todo el continente americano, es un alimento milenario muy consumido en Japón que se llama takoyaki y tiene una medida muy estricta”, señala José Fernández respecto a los procesos que siguieron para exportar este producto terminado. “Tuvimos que mejorar la infraestructura de nuestra planta e incorporar capacitación de mano de obra para lograr la certificación y sumarnos al Programa de Aseguramiento de Calidad (PAC) a través de Sernapesca para demostrar la frescura de nuestro producto”, agrega.

Empresas como Marejada continuaron exportando a pesar de la contingencia sanitaria, al considerar las exigencias alimentarias de un mercado como el de Japón y cumplir con la reglamentación nacional que exige información detallada del producto pesquero: denominación comercial, zona de captura, método de producción y presentación, es decir un buen etiquetado.

“Actualmente estamos exportando a Japón, España y Colombia. Hemos continuado durante el año pasado y este año con un contenedor por mes”, agregó José Fernández, en cuanto a las restricciones impuestas por Covid 19. “Chile siempre ha exportado pulpo como materia prima y España se ha destacado como el mayor comprador porque ellos fabricaban el pulpo en trozos, partido, roseteado, lo mismo que estamos haciendo nosotros hoy”, explicó.

Rosetear es un término criollo para darle una presentación circular al pulpo. Para cumplir con este formato, Pesquera Marejada incorporó una máquina roseteadora de pulpo financiada por Corfo. “A nivel mundial, decían que el pulpo chileno era oscuro, duro y que no se roseteaba, pero nosotros adquirimos esta máquina y ya no estamos en quinto lugar, estamos entre los tres primeros con nuestra calidad”, detalló Fernández.

En el último periodo han establecido reuniones para entrar al mercado norteamericano con el pulpo roseta y partido (tentáculos al vacío) y es posible que el próximo año concreten sus primeros embarques.

Cabe destacar que los productos del mar constituyen el tercer mayor sector productivo de Chile, después del minero y agropecuario, su tendencia al alza está relacionada a las bondades de nuestro mar, jugando el rol de potencia pesquera y un exportador confiable.