Dos obras sentidas por la comunidad de Freirina ya son una realidad

0
23

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin limite”

· Tanto la plaza de la Villa Las Palmeras en el sector de Maitencillo como el espacio ubicado en el sector de Hortencia Campos cuentan con recepción definitiva.
Dos nuevos espacios urbanos ya son una realidad en Freirina. Se trata de la plaza de la Villa Las Palmeras en Maitencillo y un remozado punto de encuentro en el sector de Hortensia Campos, donde antiguamente se ubicaba la ex estación de trenes de la comuna de los Monumentos.
Ambas obras obedecen a una sentida demanda de la comunidad, que atendida la solicitud, permitió a los profesionales de la Secplac desarrollar los dos proyectos y buscar su financiamiento.
Respecto de las obras de Hortencia Campos, los recursos provienen de un PMU del Programa de Mejoramiento Urbano de la Subdere de Atacama, por un monto superior a los 59 millones de pesos. Esta iniciativa permitió mejorar sustancialmente el área verde de ese lugar, el que con el paso del tiempo, dejó de estar en condiciones de uso recreativo.
Las obras en Hortencia Campos permitieron reponer las luminarias, mejorar los juegos infantiles, junto con la reposición de baldosa, entre otras mejoras, obras, que estuvieron a cargo del contratista Javier Astudillo.
Para Luciano Osorio, Alcalde (S) de Freirina, este proyecto junto con mejorar sustancialmente lo existente, “considera acceso universal para personas con discapacidad, junto con mobiliario urbano de primer nivel, acorde a las necesidades de estos tiempos” dijo la autoridad.

MAITENCILLO
Por otra parte, en Maitencillo, específicamente en el sector de la Villa Las Palmeras, los vecinos ya disfrutan de la nueva plaza, proyecto que permitió la adecuación de áreas verdes, mobiliario urbano, tales como: bancas, basureros, sendero, escenario, iluminación, juegos infantiles y máquinas de ejercicios, todo gracias al aporte del FNDR del Gobierno Regional de Atacama por un monto superior a los 112 millones de pesos.
He de esperar que la comunidad de ambos sectores hagan buen uso de estas obras y sean ellos mismos quienes ejercen la labor de supervisar que estos espacios se ocupen de buena forma, ya que fueron pensados para el deleite y recreación de las familias del sector.