Conflicto de representación DGA ATACAMA SE PRONUNCIA SOBRE ELECCIÓN DE DIRECTIVA DE CANAL GALLO Y FERRERA

0
184

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

Con un reciente pronunciamiento de la Dirección Regional de Aguas de Atacama se va despejando el conflicto surgido a raíz del cambio de directiva de la Comunidad de Aguas del Canal Gallo y Ferrera. La situación se generó luego que, tras meses de gestiones, los regantes lograron el 9 de abril pasado elegir a su nueva directiva, siguiendo todos los pasos legales y las directrices de la Dirección General de Aguas de Atacama (DGA). Posteriormente, otro grupo de socios, apoyados por el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Huasco, Nicolás del Río, quien no forma parte del canal, intentó invalidar la elección, citando a una nueva asamblea.

La primera elección, realizada en abril, contó con la presencia como ministro de fe del notario Pedro Aylwin, quien certificó el cumplimiento de las formalidades requeridas para la validez de la Asamblea en que se eligieron a los miembros de la mesa.
La renovación de la directiva no se había concretado porque los anteriores dirigentes, encabezados por Eugenio Albie, habían sostenido que las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia impedían, a su juicio, llevar a cabo la elección, por lo que la situación se mantenía en una inacción. Frente a ello, un grupo mayoritario de regantes se organizó para exigir la realización de las elecciones que permitirían renovar el directorio. Luego de diversas gestiones, que incluyeron presentaciones a la Dirección General de Aguas regional para que interviniera, el organismo estatal convocó a una reunión en la que se acordó realizar las elecciones para renovar la directiva, las que se llevaron a cabo el 9 de abril pasado.
Una vez convocada la Asamblea y enviada la citación, la noche anterior, la antigua directiva intentó impedir la realización de esta, argumentando que no había sido posible conseguir la presencia de un notario que sirviera de ministro de fe. Frente a ello, y con el objeto de validar la realización de la Asamblea, los regantes consiguieron oportunamente que asistiera el notario Aylwin, cumpliéndose así el requisito para legitimar la Asamblea y la elección de la nueva directiva que efectivamente se llevó a cabo.
La nueva mesa directiva quedó conformada por Juan Cuello, como presidente; Waldo Becerra, como secretario y Claudia Caimanque, como tesorera. Se levantó el acta correspondiente y se informó a la Dirección General de Aguas la composición del nuevo directorio, que contó con el apoyo del 66% de las acciones presentes.
Sin embargo, la anterior directiva se niega a dejar sus cargos, y citó a una nueva Junta General Ordinaria, que fue realizada el día 7 de mayo, para, entre otras materias, ratificar al nuevo directorio. Para sorpresa de los asistentes, y según da cuenta el registro audiovisual de la asamblea, se hizo presente en el lugar el actual presidente de la Junta de Vigilancia del Río Huasco, Nicolás del Río, quien no forma parte de la comunidad de regantes del Canal Gallo y Ferrera, pero que manifestó que tenía un poder para representar a un regante. Luego de un intenso debate, se intentó desconocer la elección realizada el 9 de abril, lo que finalmente no ocurrió, por no haberse realizado ninguna votación formal.
Fuentes de la nueva directiva manifestaron su rechazo a la intervención de personas externas a la organización de regantes, tales como Nicolás del Río, que buscarían generar un conflicto innecesario, desconociendo la decisión mayoritaria de los socios del canal Gallo y Ferrera. Los directivos reiteraron la importancia de atenerse a los estatutos y a la ley y llamaron a la anterior directiva a deponer sus intentos de modificar irregularmente las elecciones, promoviendo la unidad entre los regantes. De hecho, indicaron que la ex directiva preparó un acta, sin intervención de ministro de fe alguno, que no se condice con lo ocurrido el día de la asamblea. Destacaron, en todo caso, que las irregularidades de la ex directiva son descartables con el registro audiovisual de la asamblea, que demuestra sin lugar a duda qué ocurrió en verdad.
De hecho, fuentes al interior de la comunidad de aguas indicaron que recurrirían a las autoridades debido a lo que calificaron como graves irregularidades por parte de la ex directiva.
Finalmente, mediante un oficio la Dirección General de Aguas de Atacama informó que deberá ser el Tribunal Calificador de Elecciones regional el que “determine la validez de los procesos eleccionarios e indique cual es el directorio vigente de la referida organización de usuarios”, indicando de paso su intención de actuar como ministro de fe en una eventual nueva elección. De paso, en un oficio dirigido a la Junta de Vigilancia del Río Huasco y sus Afluentes, la Dirección General de Aguas indicó que no reconocía ni se manifestaría respecto de la última directiva informada a la referida Autoridad (aquella consignada en la escritura que recogió lo que habría ocurrido con fecha 7 de mayo) y llamó a la referida organización de usuarios a garantizar y resguardar el proceso eleccionario.