Seremi de Minería: Proyectos del Fondo de Desarrollo Regional permiten avanzar hacia una minería sustentable

0
78

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin Limite”

• El programa de normalización ha entregado $625 millones, además de realizar 128 asesorías técnicas y 175 planes de cierre, lo que incide en la disminución del 75% de los accidentes fatales en Atacama.

“Habiendo ayuda, se va a mejorar mucho la pequeña minería y ahora ya se está viendo mejorías”, afirmó Orlando Rocco productor de la mina Perrito 1 al 3 ubicada en el sector de Cuesta Cardones, tras la adquisición de un campamento entregado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para la pequeña minería y minería artesanal de la región a través del programa de Normalización.

Rocco agregó que su campamento es un gran avance para mejorar las condiciones de la faena para sus trabajadores. “Esto va a ser más seguro, y en el invierno será más abrigado para mis trabajadores. Hay otros beneficios que se están entregando por la actual administración, lo que es bueno que se mantenga, porque nosotros aportamos harto a los pirquineros porque siempre le damos peguita a cuatro o cinco personas, ya sea para cargar o perforar y habiendo recursos ahora se puede contratar a más personas. Teniendo campamentos yo creo que es mejor”, afirmó.
Gracias a este aporte del Gobierno Regional aprobado por el Consejo Regional (CORE) y administrado por la Seremi de Minería, los pequeños mineros reciben la asistencia técnica de profesionales y en particular un apoyo para la elaboración de los Proyecto de Explotación y Cierre de faenas (PEC), además de beneficios en obras de seguridad e higiene y polvorines. Este programa también genera una sinergia especial con los otros recursos que se entregan mediante el FNDR, debido a que el PEC es un requisito obligatorio para que los pequeños mineros regularicen su faena.

Sobre este programa el seremi de Minería de Atacama, Cristian Alvayai Rojas, dijo que “este programa se ha transformado en la piedra angular para los otros recursos que está entregando el Gobierno Regional a los pequeños mineros, pues ha aportado a que los accidentes fatales se reduzcan en 75% entre los años 2019 y 2020 gracias al esfuerzo conjunto con Sernageomin”.
“No sólo queremos que nuestros mineros mejoren su producción, lo que más nos interesa es que lo hagan con su faena normalizada, con recursos necesarios para cubrir problemáticas derivadas de la operación y por supuesto contar con un campamento cumpliendo las disposiciones sanitarias son los pilares del proyecto de Normalización que nos permiten avanzar hacia una minería sustentable”, enfatizó la autoridad regional.
Por su parte el seremi de Salud, Bastián Hermosilla Noriega, agregó que “para avanzar en mejorar la calidad de vida de los trabajadores en nuestra región, se deben tener en cuenta algunas medidas de seguridad en las faenas, junto con las medidas de higiene y habitabilidad adecuadas para los campamentos. Este punto es clave que los pequeños mineros puedan contar con las condiciones sanitarias y ambientales mínimas que deben tener los lugares de trabajo. Por ello, toda mejora en los lugares de trabajo que contenga medidas sanitarias, ayuda a evitar la propagación del virus, por ello valoramos estas mejoras”.

BENEFICIOS DEL FONDO
El Programa de Normalización comenzó su funcionamiento el año 2019 entregando beneficios a 27 productores y en 2020 el número de productores con beneficios ascendió a 101, entregado más de $625 millones en obras y campamentos, los beneficiarios también han percibido este beneficio a través de 175 Planes de Cierre y 128 asesorías técnicas. Debido a los buenos resultados obtenidos, los pequeños mineros esperan que el Consejo Regional (CORE) dé continuidad al fondo que llegará a término en mayo de 2021.
El Fondo de Normalización incluyó obras de seguridad, tales como fortificación, acuñamiento, salidas de emergencia, ventilación, escaleraje, tapados, chimeneas de ventilación, señaléticas, entre otros. Estas obras son indicadas por SERNAGEOMIN, mediante hallazgos dentro de sus inspecciones de seguridad cotidianas.
Asimismo, el campamento consiste en un container que se enmarca en la reglamentación que considera que en cada faena donde hay entre 2 a 8 trabajadores, se deberá cumplir como mínimo con los requisitos para que el campamento asegure las condiciones de habitabilidad de los productores. Considerando que deben contar con agua, baño, comedor, cocinilla y lavaplatos. Así, los beneficiarios podrán cumplir con los objetivos de mejoramiento productivo, seguridad minera, higiene ambiental y la gestión eficiente de los recursos.
En tanto que la resolución de polvorín es un requisito que exige Sernageomin para la aprobación de un PEC, y consiste en un almacén fijo o móvil que sirve para el almacenamiento de los explosivos, existen propios y comunitarios.