Regantes denuncian “lentitud” del Gobierno posterior a la emergencia climática

0
204

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

Malestar generalizado existe entre las comunidades de aguas de la cuenca del Río Huasco, quienes acusan “lentitud” en la reacción del Estado ante situaciones de emergencias como ocurridos en el mes de julio pasado, dos eventos meteorológicos de envergadura que provocaron una serie de daños en canales, infraestructura hídrica y estragos en el cauce del río que han generado destrucciones de bocatomas.

Los regantes de los distintos tramos coinciden que han debido recuperar sus canales y realizar acciones de limpieza con recursos propios, porque la ayuda del Estado en materia de riego aún no llega, y el levantamiento de información y elaboración de catastro ha sido lento.

Al respecto, Dina Ramos, presidenta de los canales Canuto y Zorra Muerta de Chollay, Alto del Carmen, sostuvo que posterior a los aluviones del 2017 recibieron ayuda oportuna, “pero después de las últimas lluvias de julio no ha pasado lo mismo. Esperábamos recursos para limpiar y mantener nuestros canales que quedaron aterrados”.

En la misma línea, Sandra Ramírez, representante de la comunidad de aguas Armidita de El Tránsito, considera que el Estado es burocrático. “Es importante conocer el comportamiento de la cuenca y sus canales. Nosotros estamos entre montañas, y el agua acá es utilizada para servicios básicos, ganado, árboles frutales, viñas de todo tipo, para el quehacer de todos los días, incluyendo el riego. Las soluciones deben ser inmediatas”.

“Nosotros somos una pisquera, y estamos paralizados hace casi un mes desde la primera lluvia, por lo que hemos debido recuperar canales con recursos propios. El Estado es demasiado lento, burocrático, y nosotros no podemos quedar estancados porque debemos seguir trabajando, y el agua de nuestros canales es fundamental” agregó la vocera de una de las viñas más significativas del valle del Huasco.

Desde el otro extremo de la cuenca, Gregorio González, presidente de la comunidad de aguas La Cachina de Huasco, manifestó que “nos deja insatisfecho el actuar de la CNR, porque no han cambiado los criterios. El hecho de ser el último canal, no recibir el agua fresca del valle, regar con los residuos que provienen de Vallenar y Freirina, nos impide generar una óptima agricultura. Nuestro socio es el Estado y la ayuda por su parte aún no ha llegado, porque el presupuesto del Ministerio de Agricultura es vergonzoso”.

Asimismo, Pedro Muñoz, presidente del canal García y Campusano de Freirina, coincidió en la lentitud del Estado. “Tendremos que seguir esperando para postular a un proyecto de la CNR que demora, siendo que con nuestros recursos ya estamos con agua en el canal. Hay muchos entes del Estado que no están funcionando. Al día siguiente de las lluvias tuvimos que reaccionar porque nuestros regantes y vecinos nos pedían agua, que se necesita de forma inmediata porque es imprescindible”.

Directorio JV Río Huasco:

Para Juan Pablo Espinosa, presidente del directorio de la Junta de Vigilancia de la cuenca del Río Huasco y sus Afluentes (JVRH), la preocupación está en “la molestia generalizada que existe en los regantes del Huasco por la lentitud y actuar de los organismos públicos. Lo que estamos pidiendo es compromiso del Gobierno con nuestras comunidades de aguas ante este tipo de emergencia, llegar a tiempo y mayor eficacia. La importancia no solo radica en la recuperación de canales sino también en encauzar y limpiar el río”.

Cecilia Anacona, secretaria de la organización de regantes, explicó que “los canalistas han sido dañados y el Estado ha reaccionado demasiado tarde, lo que me parece indolente, un doble discurso al decir que la agricultura familiar campesina es importante para nuestra provincia del Huasco y no exista un apoyo real en la recuperación de sus canales, porque no hay agricultura sin agua y sin canales habilitados”.

Wilhelm Von Mayenberger, director del tramo IV, puntualizó que “el Estado es muy lento, llegó tarde y sin soluciones, porque nuestra emergencia ocurrió hace más de un mes, y nuestra gente tuvo que reparar con recursos propios los canales porque se requiere del agua y riego de forma inmediata. La Comisión Nacional de Riego (CNR) tiene recursos suficientes para solucionar todos los problemas que hoy estamos enfrentando, pero los tiempos y la tramitación administrativa del Estado se extiende demasiado. No hay nada concreto”, sentenció el vocero de los regantes.