Rajo Inca: una realidad. Patricio Urquieta, Delegado Presidencial de la Región de Atacama.

0
21

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin limite”

Esta semana fuimos testigos de un gran hito para Chile y nuestra Región de Atacama. El Presidente Piñera dio inicio a las obras del anhelado y emblemático proyecto minero Rajo Inca que desarrolla la División Salvador de Codelco.
Es una iniciativa que nos llena de alegría y esperanza. Le dará 47 años más de vida a esta operación minera, creará 2.400 empleos durante su construcción, incrementará en un 9% la empleabilidad en la zona, y será un proyecto limpio y sustentable.
El proyecto resguarda el Salar de Pedernales y su ecosistema, recupera 60 hectáreas de vegetación, y pone en valor 175 hectáreas que incluyen los sistemas vegetacionales, azonales e hídricos y terrestres de mucho valor.
Este tipo de inversiones, a su vez, demanda servicios regionales y activan el comercio local, que nuestra región necesita para ponerse de pie en este período de pandemia.
Sí, son muy buenas noticias para nuestra región. Y no fue fruto de la casualidad. Se defendieron los más de 5 mil puestos de trabajo que hoy día están vigentes en El Salvador, y ahora se crearán más empleos para las familias de Atacama.
En esta línea, agradezco a todos quienes colaboraron para que el inicio de estas obras fueran una realidad. A Codelco, al Consejo de Defensa del Estado y el Tribunal Ambiental, pero especialmente al ex senador de esta región y ex ministro de Minería –hoy Ministro de Defensa, don Baldo Prokurica, quien durante años abogó e hizo múltiples gestiones para que el proyecto pudiera mantenerse vigente, y salir adelante. Su visión y perseverancia fueron clave para que esta iniciativa se concretara y diera seguridad laboral a miles de familias de El Salvador.
Atacama es una zona llena de oportunidades para crear trabajo y las tenemos que aprovechar. Hoy nos sentimos orgullosos de la fuerza de quienes se resistieron a morir y mantuvieron la esperanza para darle esta nueva vida y esta nueva oportunidad a El Salvador.