Ministerio de Energía y Observatorio Laboral del SENCE Identifican desafíos y oportunidades laborales en el subsector de Transmisión y Distribución eléctrica

0
65

HVA Radio 96.3 “La señal sin limite”

• Se trata de un área laboral que crece en generación de empleo en Chile, el que se verá impulsado en los próximos 20 años por el crecimiento de la demanda eléctrica y la transformación de la matriz energética.

• El estudio pudo identificar las brechas de capital humano, de corto y mediano, que hay en las empresas del subsector de Transmisión y Distribución en cuanto a dotación, vacantes, capacitación y tendencias tecnológicas.

El sector eléctrico es considerado estratégico para cualquier país del mundo, existiendo una relación directa entre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y la demanda energética. En el caso de Chile, se proyecta este crecimiento en un 1,7% anual y que el aumento de la demanda eléctrica será de un 54% para el periodo 2020-2040, a una tasa promedio anual de 2,25%.
Estas proyecciones de crecimiento, junto a la transformación de la matriz energética del país, relevan la importancia de la formación y capacitación de los trabajadores de este sector y sus subsectores, y para acompañarlas, el Ministerio de Energía encargó la realización del estudio “Brechas de Capital Humano del subsector Transmisión y Distribución Eléctrica”, iniciativa desarrollada al alero de la Mesa + Capital Humano en Energía -y parte de los compromisos de Ruta Energética 2018-2022 del Ministerio de Energía-, y que fue elaborado por el Observatorio Laboral del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE).
“El sector energético es clave en nuestro país, especialmente en los tiempos que vienen. Por lo mismo, levantar cuáles son las brechas existentes y hacerse cargo de ellas a través de capacitaciones y certificaciones es un gran desafío, al cual debemos responder con un importante enfoque de género” Subsecretario del Trabajo Fernando Arab.
Por su parte, el subsecretario de Energía, Francisco López destacó que “es necesario y urgente contar con personas especialistas que trabajen en Energía, pues será en gran parte, gracias a su trabajo, que lograremos la anhelada carbono neutralidad, una transición energética exitosa, y un desarrollo sostenible para Chile”.
El objetivo del estudio del Observatorio Laboral del SENCE, el cual tiene como misión de generar información territorial y sectorial sobre brechas entre oferta y demanda de ocupaciones y competencias laborales, fue entender cómo se organizan y orientan tanto las estrategias de formación y capacitación, así como la demanda de empleo del sector eléctrico.
“Para el Sence contar con una red de Observatorios Laborales que identifiquen las oportunidades del mercado laboral es un gran cambio cultural y estratégico dentro del servicio. En ese contexto, el Ministerio de Energía ha tenido en sus planes desde hace varios años el capacitar y certificar laboralmente a los trabajadores para esta industria. Pero el desafío continúa a través de nuestras oficinas municipales de intermediación laboral, que según el estudio ocupan el último lugar en identificación de vacantes. Es por eso que estamos en campaña para ocupar todas las vías con las que contamos (OMIL, Bolsa Nacional de Empleo, Ferias Laborales) para que la oferta y demanda de trabajo se encuentren”. Directora Regional Metropolitana, Verónica Garrido.
Más de 18 mil puestos de trabajo
El subsector Transmisión y Distribución eléctrica está conformado por 56 empresas, de las cuales 25 pertenecen a distribución y 31 a transmisión. De las empresas de distribución, Enel lidera el mercado, atendiendo el 35% de la demanda eléctrica, seguida por CGE con el 29%.
Entre las empresas de transmisión, Transelec concentra el 27% del total de las líneas, seguida por CGE, con el 11%. El porcentaje restante se distribuye entre las otras empresas.
Se estima que 18.500 personas trabajan en este subsector. El 72% de estas personas lo hace en empresas contratistas, principalmente en las áreas de mantención y construcción.

Brechas detectadas por el estudio
El estudio pudo identificar brechas de capital humano de corto y mediano plazo en las áreas de dotación, vacantes, formación y capacitación, y de tendencias tecnológicas del subsector. Esto se logró a partir de la caracterización de la fuerza laboral, descripción del funcionamiento de la capacitación y el estado de la oferta formativa, la detección de puestos de trabajo con mayor dificultad para llenar vacantes, y de las tendencias tecnológicas y sus sinergias con la creación o reconversión de puestos de trabajo.
De esta manera, en brechas en dotación se identificó que la participación de mujeres en el subsector es un desafío permanente para las empresas, y es reconocida la necesidad de impulsarla. Del mismo modo, se detectó escasa información para describir la situación actual y retos del capital humano de las empresas subcontratistas del sector, que emplean a unos 13 mil trabajadores.
También se identificó que las Oficinas Municipales de Información Laboral (OMIL) son el mecanismo de reclutamiento menos utilizado por las empresas, que hay escasez de postulantes con competencias técnicas y experiencia laboral para vacantes de labores peligrosas y delicadas, y que los puestos de trabajo difíciles de llenar corresponden al 13% de las vacantes que generan el subsector, los que se concentran principalmente en profesionales y en el área de operaciones.

Respecto a la priorización de perfiles a formar y capacitar, el estudio mostró una preferencia por puestos de trabajo vinculados al área de mantención y operación (profesionales, operadores de planta y máquinas, técnicos), y detectó una subrepresentación de mujeres de carreras de ciencia, tecnología y matemáticas, tal como se observa en otros sectores económicos también con menor participación femenina.

En cuanto a las tendencias tecnológicas, en los próximos cinco años se proyecta que se requerirá la reconversión de trabajadores en áreas de mantención y construcción, mediante la homologación de perfiles. Esto demandará que los trabajadores manejen múltiples habilidades, incluyendo las de carácter técnico, comercial y de atención a clientes. Además, el sector requerirá, a futuro, puestos de trabajo especializados en tecnologías de la información, los que serán cruciales para la digitalización de la red eléctrica y del servicio de atención a clientes.
El trabajo de campo del estudio “Brechas de Capital Humano del subsector Transmisión y Distribución Eléctrica” fue realizado por el Observatorio Laboral entre noviembre 2020 y abril 2021, y realizó 14 entrevistas y 27 encuestas a empresas, las que -en conjunto- emplean al 72% del total de trabajadores dependientes del subsector de la transmisión y distribución eléctrica.