Fiscalía formalizó a imputados por robo con intimidación y obtuvo su prisión preventiva

0
173

HVA Radio 96.3 Fm «La señal sin limite»

Audiencia fue asumida por el fiscal adjunto de esta ciudad, Ariel Guzmán Moya, quien acreditó la participación de un hombre y una mujer en el delito indagado.

La Fiscalía de Atacama formalizó este lunes a un hombre y una mujer, quienes fueron identificados por las víctimas como los autores de un delito de robo con intimidación que afectó a un local comercial ubicado en el sector de El Palomar en Copiapó.
Los antecedentes de este hecho los argumentó en la audiencia de formalización de la investigación el fiscal adjunto de esta ciudad, Ariel Guzmán Moya, quien indicó que los hechos ocurrieron alrededor de las 19 horas de este domingo en un local ubicado en calle Vicuña del mencionado sector, lugar hasta donde llegaron los imputados en calidad de clientes, percatándose las vendedoras, mediante el sistema de cámaras, que la mujer y el hombre sustraían especies para luego guardarlas en una cartera.
“De acuerdo a los antecedentes recabados por personal de Carabineros, al momento de salir, los imputados fueron detenidos por una vendedora y una cajera, tomando en ese momento la imputada un objeto contundente con el que amenazó a las víctimas con golpearlas, mientras su acompañante las intimidó de forma verbal con agredirlas en caso que alertaran a Carabineros. Luego de lo cual se dieron a la fuga, no sin antes la mujer causar daños en la tienda”, dijo el fiscal.
Estos hechos fueron oportunamente denunciados a Carabineros, quienes recabaron antecedentes de las características físicas de los autores de este robo, dando con su paradero en el sector del Parque Kaukari, ocasión en que aún portaban especies sustraídas del local afectado.
Por estos hechos, la Fiscalía formalizó la investigación de ambos por el ilícito de robo con intimidación, mientras que en el caso de la mujer se agregó el delito de daños. Todos ellos en grado de consumados, por lo que el fiscal solicitó en su contra de la medida cautelar de prisión preventiva al considerarlos un peligro para la seguridad de la sociedad.
Dicha petición fue acogida por el Juez de turno, quien ordenó el ingreso de los detenidos a la cárcel de Copiapó donde se mantendrán privados de libertad durante el desarrollo de la investigación de este caso.