Exitoso cierre de proyecto para personas de la tercera edad y construcción de huertas sustentables en Paipote

0
24

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin Limite”

El proyecto “Recuperemos y sustentemos la belleza natural de Paipote”, adjudicado por el Club de Adultos Mayores “Renacer 25 M Vergara”, finalizó su proceso formativo con personas de la Tercera Edad. El uso de composteras y la construcción de bancales, permitió la creación de áreas verdes con cultivos orgánicos naturales. Verduras y árboles frutales fueron parte de los insumos utilizados, además se benefició a cerca de 50 vecinas y vecinos del sector.

Luego de sufrir los embates de la naturaleza, manifestados a través de los aluviones en marzo del 2015 y mayo del 2017, la región de Atacama y en particular Paipote, sufrió considerables daños, sobre todo al costado de su quebrada, donde fueron arrancados de raíz la mayor parte de los árboles frutales, que se perdieron luego del desastre.

Es por esto que el agrónomo Luis Contreras, junto a la ingeniera constructora Sol Pardo, apoyados por el presidente del Club de Adultos Mayores “Renacer 25 M Vergara”, Leopoldo Frost, decidieron llevar a cabo este proyecto. Su intención es entregar herramientas y conocimientos a los y las adultas mayores del sector, desde la sede ubicada en calle Vergara 749.

“Este proyecto fue gestionado por Enami y estamos muy felices de poder desarrollarlo y que la gente acuda a las actividades que les permitirán mayor autonomía al generar los conocimientos para fabricar sus propias huertas en sus hogares”, diría Leopoldo Frost en enero de este año, cuando comenzaban las actividades un día martes 12. Y ahora, en agosto del 2021, este proyecto llega a su fin, con excelentes resultados.

Amaranto en Paipote

“Nos enseñaron a plantar los arbolitos, nos enseñaron a podar, a hacer el fertilizante, las composteras que van acompañados con residuos orgánicos. Fue una experiencia muy bonita”, comentaba Leticia Venegas, unas de las beneficiarias.

Juan Araya, otro vecino del sector y quien participó activamente en la construcción, con sus ocho décadas como soporte, señaló que “fue buena la experiencia, aunque es la primera vez que yo participó en un curso así y me ha gustado bastante, porque mientras que el profesor nos explica, estamos bien. Yo he estado presente en casi todas las clases y para la casa me regalaron dos arbolitos, un cerezo y un manzano. Que siga el curso no más, para interiorizarnos y aprender más de lo que hemos aprendido”.

Amaranto o siempreviva, habas, tomate, acelga, zapallo; árboles frutales como mandarinos, naranjos, perales, granados y olivos, además de la vermicompostera y los bancales de cultivo, han sido parte del proceso de estos talleres inclusivos para con los y las vecinas de mayor edad del sector Vergara de Paipote.

Miguel Abarcia, hijo de Jovita Traslaviña y “encargado de construcción”, también nos contó su experiencia: “Aquí estoy acompañando a mi madre, a quien le hace muy bien participar en esto, pues ya tiene 84 años y siempre la ayudo, en lo que sea y vine con ella a los talleres, a pesar de no ser viejito (ríe). Pero comparto y me gusta mucho la gente de la Tercera Edad. Participé haciendo los bancales, cosa que ellos ahora le sacan provecho y disfrutan con lo que se hizo”.

“Ha sido súper lindo, porque yo tenía otra impresión de trabajar con adultos mayores, pero su disposición a aprender, a compartir lo que ellos ya saben, desde un punto de vista de mucho respeto y aceptación entre todos, ha sido una experiencia enriquecedora para todos y todas. Ellos partieron haciendo los hoyos para los bancales, poniendo la tierra, sembrando, entonces se sienten muy realizados. Y la validación que esto les aporta ante la sociedad, es real”, comentaba uno de los encargados de este proyecto, el agrónomo Luis Contreras.

Sol Pardo, ingeniera constructora y permacultora, también dirige esta iniciativa y nos señaló que “era una especie de pausa en este tiempo de pandemia, donde todo el mundo anda nervioso, llega acá y es una fiesta. Yo me quedo con ese disfrute y con la reflexión de que no hay edad para hacerlo, porque acá hay personas que tienen sobre los 80 años y tiran pala, riegan y siembran. Además aprendimos mutuamente, porque vivieron acá cuando Paipote era un vergel, cuando el pueblo de San Fernando proveía de frutas y verduras a todo Copiapó”.

Esta actividad es financiada por recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional en su glosa del 6% destinado a iniciativas de carácter social, prevención de drogas y cuidado del medio ambiente financiado por el Gobierno Regional de Atacama con fondos aprobados por el Consejo Regional. Para los próximos meses hay fondos adjudicados para la inclusión de personas de la tercera edad, tanto en Paipote, como de otras comunas.