Autoridades entregan primeros resultados del Subsidio Protege otorgados a mujeres trabajadoras El beneficio entrega un subsidio de $200.000 por tres meses y con posibilidades de extensión dependiendo de las condiciones sanitarias en las que se encuentre el país

0
53

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin limite”
El director regional del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), Víctor Nieto, aprovechó la visita que este viernes hizo a Naviglia Páez Cerezo, una de las primeras 173 atacameñas que recibieron el subsidio Protege, para llamar al tercer proceso de postulación a este beneficio que partirá el primero y se extenderá hasta el 20 de abril.
“Estamos en la etapa de entrega de los primeros subsidios acompañados de Naviglia, que es una de las beneficiadas; hoy día tenemos más noticias y por ello queremos invitarlas a que se postulen a este subsidio, que abre una nueva ventana de inscripción desde el primero al 20 de abril”, informó el director.
Desde las instalaciones del local Pinturacentro Yapur Copiapó, donde Páez Cerezo es la encargada, explicó que este apoyo monetario entregado por el Sence busca suplir el servicio de Sala Cuna que muchas mujeres no reciben, sobre todo aquellas que prestan servicios en empresas pequeñas donde la cantidad de trabajadoras no superan las 20 y, por ende, no tienen derecho a este beneficio otorgado por el empleador.
En esta ocasión 173 las mujeres de Atacama fueron notificadas el 16 de marzo de haber sido aprobadas para el beneficio; actualmente, se espera por los resultados del segundo llamado, cuyo proceso de postulación cerró el 20 de marzo.
La tercera convocatoria que tanto el director regional, como la Secretaria Regional Ministerial (Seremi) de la Mujer y Equidad de Género, Jessica Gómez Publette, hicieron, es para más mujeres provechen la oportunidad de acceder a este bono a fin de poder reincorporarse al mundo laboral con una garantía de que sus niños estarán bien cuidados.
“Hoy queremos que las mujeres recuperen los puestos de trabajo que habían perdido” manifestó Nieto, al tiempo que la seremi dijo que “nosotros como gobierno hacemos énfasis en la recuperación del empleo y el presidente Sebastián Piñera ha puesto el foco, justamente, en las mujeres y que todos los beneficios que hoy en día entrega el Estado, tengan una mirada hacia ellas”.
Las inscripciones -igual que en los otros dos procesos- se realizarán en la página web www.subsidioalempleo.cl, donde está toda la información específica. En todo caso solo podrán participar mujeres trabajadoras que ejerzan funciones en calidad de dependientes o independientes y que cumplan con los requisitos de cotizaciones de seguridad social declaradas y pagadas.
Es decir, para las empleadas dependientes significa cuatro cotizaciones dentro de 12 meses, siempre que la del mes anterior al de postulación esté declarada y pagada. independientes, debe haber cotizado en la operación renta 2020.

BENEFICIO
Este subsidio se entrega a aquellas madres trabajadoras mediante un bono mensual de $200.000 por cada bebé que tengan a su cuidado. El plazo de otorgamiento del beneficio es de tres meses desde la fecha de concesión, prorrogables mensualmente hasta por seis meses, siempre que se mantenga vigente el estado de excepción constitucional de catástrofe.
Naviglia Páez postuló entre el 15 hasta el 28 de febrero y este viernes recibió el primer pago; ella comenta que “me enteré del subsidio por las redes sociales y la televisión y decidí investigar de qué se trataba y lo hallé interesante (…) averigüé el proceso de postulación, ingresé los datos y esperé resultados”.
Con base en su experiencia ella invita a otras mujeres que tienen hijos menores de dos años a postular, ya que “es súper amigable el sistema y no piden tantos requisitos y los que piden son súper accesibles”.
Naviglia tiene una pequeña de ocho meses y asegura que “ese dinero lo usaré únicamente para pagarle a una persona que me cuide a mi bebé en casa; debido a que, en este momento, con el tema de la pandemia, es súper difícil llevar a un niño para que esté en un jardín porque existe el miedo de que se pueda contagiar”.