0
111

HVA Radio 96.3 Fm “La señal sin limite”

Con satisfacción y señalándolo como un acto de “dignidad y justicia” destacó la diputada socialista por Atacama, Daniella Cicardini, la aprobación en tercer trámite y despacho a ley del proyecto que permite el retiro de fondos previsionales para los afiliados y pensionados calificados como enfermos terminales.

La parlamentaria es coautora de la iniciativa original de reforma constitucional impulsada por su colega de bancada, el diputado PS Marcos Ilabaca, la que, tras un acuerdo con el gobierno, fue posteriormente patrocinada como un nuevo proyecto por parte del Ejecutivo.

Sobre su paso a ley la diputada Cicardini señaló que “independiente que sigue pendiente el tema de fondo sobre las bajas pensiones y el apoyo a los enfermos terminales vulnerables por parte del Estado; sin duda con esta aprobación estamos haciendo un mínimo acto de humanidad, de dignidad y de justicia con los miles de chilenos, chilenas y atacameños, y sus familias, que no podían hacer uso de recursos que les pertenecen para enfrentar la realidad de vivir la etapa final de su vida”.

“Es absurdo y cruel impedir que la gente haga uso de fondos que están destinados a sus últimos días, cuando precisamente muchos de ellos lamentablemente ya saben que están viviendo esos últimos días. Negar esos recursos a la gente es agregar a su enfermedad una carga innecesaria, y es agregarles angustia por no contar con recursos para tener un poco de alivio o un poquito de mejor calidad de vida. Por eso es una gran satisfacción y una gran noticia que se haga realidad esta iniciativa”.

En la misma línea, junto con destacar la gestión del diputado Ilabaca y el diálogo y acuerdo con el Ejecutivo que permitió acelerar el trámite de la iniciativa, la diputada Cicardini llamó al gobierno “a mantener ese sentido de urgencia, promulgando lo antes posible este proyecto y así comenzar desde marzo a entregar parte de sus benéficos a gente que hoy tiene el tiempo en contra”.

La iniciativa permite que afiliados activos o pensionados de una AFP y diagnosticados con una enfermedad terminal, puedan hacer retiro de sus fondos como excedente de libre disposición, manteniendo recursos para financiar una renta temporal por 12 meses igual a la Pensión Básica Solidaria y una cuota mortuoria de 15 UF.

Finalmente la parlamentaria valoró que la nueva ley libera de impuestos a los enfermos terminales por retiros de hasta los 40 millones de pesos de los excedentes de libre disposición.