0
72
  • La entidad dependiente del MOP señala que no hay evidencia técnica de causalidad directa entre la salida obstruida del humedal y el aumento de los zancudos en la zona.

La Dirección General de Aguas Atacama, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, ofició a la Ilustre Municipalidad Huasco mediante el Ordinario N°92/2024, indicándole que no podrá seguir realizando la apertura de la barrera terminal que separa el humedal del Río Huasco con el océano pacífico, a menos que cuente con una correcta evaluación ambiental, tal y como lo indicó la SEREMI de Medio Ambiente. En el mismo acto, y atendidos los argumentos de la municipalidad para realizar las labores, se desestimó en esta ocasión la aplicación de sanciones. Asimismo, la DGA estableció la importancia ambiental que tiene el humedal de Huasco y ratificó que su extensión es parte integral del cauce natural del río, razón por la cual activa el mandato que tiene la DGA en materia de la protección de los ecosistemas hídricos continentales.

Finalmente, se le indicó al municipio que debe buscar alternativas basadas en la naturaleza, mejorar la limpieza del humedal y considerar la existencia del mismo en la planificación urbana.

Según declaró el Director Regional DGA, Rodrigo Sáez Gutiérrez, “entendemos las molestias que han manifestado los vecinos y vecinas de Huasco por la presencia de zancudos, pero en el rol que tiene la DGA, no hay evidencia técnica que demuestre que la destrucción de la parte terminal del humedal aporte en la solución. Del análisis de la información, creemos que genera más perjuicio al ecosistema que mejoras en la condición sanitaria de la comuna.”.

Sáez también indicó “recibimos los argumentos del municipio, y creemos que son atendibles para efectos de no aperturar un sancionatorio y establecer sanciones, lo que en caso de aplicación de multas, lo único que hará es perjudicar el patrimonio de la comuna y con ello el de los vecinos y vecinas”.