SAG instala trampas para monitorear polilla que afecta a la uva La mayoría de ellas son instaladas en la provincia de Copiapó, zona que concentra la producción de uva de mesa regional.

0
21

SAG instala trampas para monitorear polilla que afecta a la uva
La mayoría de ellas son instaladas en la provincia de Copiapó, zona que concentra la producción de uva de mesa regional.

24/08/2020.- El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) está realizando este mes la instalación de más de mil trampas para el monitoreo de la plaga Lobesia botrana (polilla de la vid), que podría afectar seriamente a la uva de mesa y pisquera, entre otros frutales, y que hasta ahora no se ha establecido en Atacama, aunque mantiene una presión de entrada constante, dada su presencia en otros puntos del país.

Como cada temporada, las trampas se ubican en predios y sectores urbanos de las provincias de Copiapó y Huasco. Alrededor de 800 de ellas están siendo instaladas en las comunas de Copiapó y Tierra Amarilla, zonas que concentran la superficie productiva de uva de mesa en Atacama. También son puestas en recintos de riesgo como comercializadores, ferias del agro, paseras y plantas frutícolas.

Al respecto, la directora regional del SAG, Mei Maggi, informó que “este mes, como en años anteriores, comenzamos la instalación de más de mil trampas para la mantener una vigilancia permanente durante la temporada 2020 y 2021, con el objetivo de detectar precozmente la presencia de la plaga Lobesia botrana en la región”, indicó.

La autoridad pidió a la comunidad no manipular las trampas y dar las facilidades para que inspectores e inspectoras, debidamente identificados, puedan acceder a propiedades para la su instalación y revisión. Además dijo que los funcionarios deben cumplir con todas las medidas preventivas para evitar contagios por Covid-19.

“Cada trampa será revisada a partir del mes de septiembre, con una frecuencia de tres veces por mes, por lo que nuestros inspectores deben ingresar a predios y patios particulares, siempre con su identificación a la vista y vestuario institucional, además de portar los elementos de seguridad para prevenir contagios por coronavirus”, señaló.

Cabe destacar que parte del sector centro de Copiapó se mantiene como la única zona reglamentada de la región, dado el hallazgo de insectos adultos en temporadas pasadas. Por ello, en esa área la red de trampas es reforzada con la instalación de anillos emisores de feromonas (conocidos como de confusión sexual).

Estas acciones buscan erradicar la polilla de la vid de Atacama, lo que sería un plus para las exportaciones de uva de mesa, en especial al mercado principal de Estados Unidos, país que actualmente mantiene restricciones de entrada a la fruta regional.