PDI RECUPERA UNA VEINTENA DE COMPUTADORES ROBADOS A ESCUELA DE CALDERA

0
17

HVA 96.3 Fm

* Los equipos computacionales recuperados, avaluados en más de $12 millones, fueron devueltos al establecimiento educacional durante la mañana de hoy

Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Copiapó, luego de una exhaustiva investigación desarrollada en la operación denominada “Pulso a pulso”, lograron recuperar 21 notebooks que habían sido sustraídos entre los meses de enero y abril de este año desde una bodega del Colegio Parroquial Padre Negro de la Comuna de Caldera.

El día de hoy personal de la PDI hizo devolución de los computadores recuperados a la comunidad educacional del Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera, la que se vio afectada por el robo de 29 equipos que habían sido entregados por la Seremi de Educación a principios de año.

El proceso investigativo de la Policía Civil copiapina comenzó luego de efectuada la denuncia por parte del director del establecimiento, realizando diligencias investigativas en coordinación con la Fiscalía Local de la comuna puerto. En específico Detectives del grupo Mercado Delictual de Bienes Robados (Medbro), quienes pudieron establecer un modus operandi que involucraba a personal de seguridad que resguardaba los equipos almacenados en el colegio.

Según el Jefe de la Biro Copiapó, subprefecto Guillermo Namor durante el desarrollo de la indagatoria “logramos posicionar la participación de algunas personas a través de análisis de declaraciones de registro de personas que efectuaron labores dentro del establecimiento educacional, también así como labores de seguridad, y una vez que finalizamos ese proceso de análisis, logramos posicionar la participación de dos personas, a las cuales se efectúan diligencias de carácter intrusiva en sus domicilio y posteriormente éstas reconocen haber participado en el ilícito y empiezan a relatar los lugares donde habían sido vendidas estas especies”.

El jefe policial agregó que con esa información los efectivos de la PDI pudieron ir recuperando los computadores robados, los que fueron encontrados en Copiapó, Caldera y Diego de Almagro. “Hay 21 personas que se encuentran imputadas como receptadores de los hechos (…) quienes no pueden no saber que se trata de bienes de procedencia ilícita, convirtiéndose en financistas de estos grupos criminales que cometen delito de robo”.

En ese sentido el párroco del Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera, José Hernández agradeció la labor de la PDI indicando que “gracias al trabajo de los Detectives es posible recuperar estos implementos que en estos tiempos son fundamentales en el proceso educativo de los niños, por lo tanto no sólo se trata de un éxito policial sino hay un trasfondo social importante y que como comunidad agradecemos enormemente”.

Respecto del caso la vocera de la Fiscalía Regional de Atacama, Rebeca Varas, quien estuvo presente en la entrega valoró la investigación y el resultado de las diligencias. «Para la Fiscalía Local de Caldera esta entrega demuestra la alta coordinación que existe con la PDI al momento de realizar diligencias investigativas que permitan esclarecer los delitos que se cometen en la comuna. En relación a las personas involucradas, el Ministerio Público continuará con su misión de persecución penal para buscar las sanciones que correspondan tanto a la persona que sustrajo los equipos como a aquellas que los adquirieron».

Asimismo, el Intendente de la Región de Atacama, Patricio Urquieta señaló que “estamos contentos por el trabajo que ha desarrollado la Policía de Investigaciones en la comuna de Caldera luego de que la comunidad escolar del colegio Padre Negro sufriera el robo de casi 30 equipos computacionales que estaban dirigidos a apoyar el proceso educativo de los jóvenes que están en la enseñanza media de este colegio. Después de un trabajo investigativo se logró establecer quiénes eran las personas responsables, cuál era el paradero y hacer la devolución de estos equipos hacia la comunidad escolar. Esta es una buena noticia que representa la dedicación que han tenido nuestras policías para poder enfrentar este momento difícil que han tenido tantas familias que están esperanzadas en que el colegio les brinde oportunidades de salir adelante y lo haga en un contexto tan difícil como la crisis sanitaria que obliga a contar con herramientas tecnológicas para incorporarse al aula”.

por último el subprefecto Namor indicó que “en este caso específico se trata de personas que no solo están afectando el contexto patrimonial sino que están afectando procesos educativos. En ese sentido la PDI tiene un compromiso social muy importante, nosotros nos debemos a la comunidad, somos servidores públicos y el poder recuperar prácticamente la totalidad de estas especies nos permite dar la tranquilidad necesaria a la comunidad”.