Barrick acepta el fallo del Tribunal Ambiental y continua en busca de nuevas oportunidades en Chile

0
36

HVA Radio 96.3 FM
Santiago de Chile – 18 de septiembre de 2020 – Barrick Gold Corporation (NYSE:GOLD) (TSX:ABX) dijo hoy que acepta la decisión del Tribunal Ambiental de Antofagasta de mantener la orden de cierre y sanciones que el ente regulador ambiental de Chile impuso a Compañía Minera Nevada, subsidiaria de Barrick titular de la porción chilena (Pascua) del proyecto Pascua-Lama.
Barrick dijo que el fallo trazó una línea final a un proceso legal que comenzó en 2013 y que la compañía no lo apelará. La construcción del proyecto se suspendió ese año y Pascua deberá realizar ahora una transición desde cuidado y mantenimiento a cierre de acuerdo con la decisión del Tribunal Ambiental.
Luego del fallo, Marcelo Álvarez, director ejecutivo de Barrick en Chile & Argentina, dijo que Pascua-Lama permanece como un proyecto importante y que está en curso un trabajo para reevaluar su potencial. Esto implica una revisión interna exhaustiva de sus aspectos técnicos, económicos y sociales, como también un enfoque diferente para el proceso de permisos y desarrollo en caso de que los estudios en curso den como resultado un proyecto que cumpla con los filtros de inversión de Barrick. Además, confirmó que cualquier nuevo desarrollo de proyecto cumplirá con la legislación actual en Chile y Argentina.
«Barrick es una empresa muy diferente desde su fusión con Randgold y ahora tenemos un firme enfoque en establecer buenas relaciones con las comunidades y las autoridades», dijo.
«Barrick ve un gran potencial en una región que siempre fomentó el desarrollo de proyectos de mineros sustentables, está comprometida a seguir invirtiendo en Chile y Argentina y a construir alianzas productivas con el gobierno, los socios comerciales y las comunidades. Como en todo el grupo Barrick, nos aseguraremos de que los beneficios económicos que creamos se compartan en forma equitativa con todas las partes y que nuestras operaciones se realicen con el debido cuidado por la salud, la seguridad y el medio ambiente».
Mientras el proyecto estuvo suspendido, Pascua-Lama continuó tratando y monitoreando la calidad del agua de acuerdo con sus compromisos ambientales. El fallo del Tribunal de Ambiental reconoce que ninguna de las infracciones que dieron lugar a la orden de cierre ha causado un daño irreparable.